La Creu Alta

La Creu Alta es un barrio histórico de Sabadell. A sus habitantes se los conoce con el nombre de “tallarets”.

Las tierras que actualmente ocupa el barrio eran parte de la parroquia de Sant Vicenç de Jonqueres, del término municipal de Sant Pere de Terrassa. Aquellas tierras eran conocidas como la Creu Alta causa de la presencia de una cruz de término de altura considerable, modernamente sustituida por una cruz más discreta. Es por este motivo que el barrio lleva este nombre. El 1 de julio del 1904, la parroquia de San Vicenç de Jonqueres y, por lo tanto, la Creu Alta fue agregada al término municipal de Sabadell.

Uno de los lugares más emblemáticos del barrio de la Creu Alta como podrían ser Cal Balsach, el Teatro San Vicenç, y la iglesia parroquial de Sant Vicenç. Deberíamos destacar entre todas ellas El Mercado de la Creu Alta.

Nuestra historia

El Mercado de la Creu Alta fue inaugurado en 1966, dada la necesidad de la población, la lonja que abarca el norte de Sabadell, que contaba ya con más de 30.000 habitantes (la ciudad entera tenía casi 140.000). Este mercado se convirtió en el tercero de la ciudad, después de decir en el Mercado Central y el mercado de San Juan, este último ahora es un Equipamiento del Ayuntamiento de Sabadell.

En 2006 vivió un proceso de remodelación integral que significó sume apertura a el barrio con Vidrieras, super Climatización, la ampliación del muelle de Carga o la mejora de los accesos, entre otras Acciones.

En marzo del año 2007 se terminó el proceso de remodelación y se ha convertido en un moderno centro comercial. Tiene una superficie comercial de 1.750 m2. Su oferta comercial está especializada en alimentación fresca y seca, además de servicios complementarios y un aparcamiento en el mismo edificio para los clientes.

En el año 2007  el Mercado de la Creu Alta, dentro de los Premios a la Iniciativa Comercial 2007 que otorga la Generalitat de Catalunya, recibió el premio a la categoría de “Proyectos de remodelación de mercados municipales”, por su reforma.

Desde entonces, el último cambio visible del Mercado de la Creu Alta ha estado la decoración exterior del edificio de la mano del artista sabadellense de arte urbano Werens. En el año 2014, con lo que se pretendía mostrar de puertas afuera, todo lo que ofrece el mercado.

Servicios

Aparcamiento en el mismo edificio para los clientes (1h Gratis)

  Recogida de aceites domésticos

Entregas a domicilio

Pago con tarjetas de crédito